© Copyright- Por favor no copies mi trabajo, realizar el blog conlleva horas de búsqueda de información, clasificación, filtro, redacción. Si eres un buen profesional, y respeta el trabajo de los demás, elaborarás tus propios post. Si los que yo escribo te gustan. No los copies, compartelos. GRACIAS

COMER EMOCIONAL (II)

OTROS PUNTOS QUE INFLUYEN EN ESTE APRENDIZAJE

A todo lo ya mencionado en el anterior post, hay que asociarle también una parte si más controlable, que es el aprendizaje desde la infancia, tanto por parte de la familia como por parte de la sociedad.



Familia:

Cuando un/a niño/a llora, o tiene una pataleta en el súper, de toda la vida se le ha dado para calmarle chuches, gusanitos, patatas fritas de bolsa, etc.

Con esta acción tan inocente, realmente estamos enseñándole a calmar sus emociones a través de la comida.

Alimentación y premios: muchas veces usamos la comida como moneda de cambio. Si te portas bien, te compro un helado. Creamos así la asociación de helado = premio. Si quieres cambiar este refuerzo positivo por otro no relacionado con la comida, te invito a leer este post que escribí en el cual analizaba la situación y te daba alternativas.



Sociedad y medios de comunicación:

Vecinos, colegio, amigos...y sobre todo, donde quiero centrarme, en los medios de comunicación y publicidad:

Series y películas:

Las series y películas fomentan el comer emocional.
¿Cuántas veces habremos visto la típica escena de mujer con encuentro amoroso desafortunado que acaba comiendo helado en su sofá/cocina?

O típica serie de amigos que han tenido un día duro y acaban comiendo pizza en el piso todos juntos. Fomentando así no solo el gestionar lo que te sucede con la comida, sino también con la bebida.


Aunque esto parezca que solo aparece en un público más adulto, la realidad es que este mensaje está siendo recibido ya desde la infancia.

Las series y películas es solo un refuerzo más de ese aprendizaje adquirido.


Os muestro por aquí un ejemplo de enseñanza de comer emocional en películas infantiles.

En frozen podemos escuchar:


"Un joven galán se acercará y de los nervios me pondré a comer"


Frase acompañada de gestos a modo "atracón" y precedida de frases del tipo sofisticada y tierna. Ya inculcando y educando en cómo debe comportarse una mujer. Todo esto en pleno s.XXI.


Este es solo un ejemplo de muchos.

Publicidad: Los anuncios tampoco se quedan atrás. Todos/as conocemos slóganes como:

"destapa la felicidad", o "date tu momento con Lindor":




Se encargan también de enviar mensajes contradictorios para generar insatisfacción, la cual calmaremos con comida. Ejemplo: igual estamos viendo la tele y sale un anuncion de plan detox de Hornimans (porque hay que adelgazar para estar divina), ,que acto seguido Magnum nos dice que saquemos la fiera que llevamos dentro (manda todo a freir espárragos, y libérate de la presión).



Desde el logo, el color, los sonidos, la música, está todo estudiado, para hacer captar la atención del público al que quiere dirigirse.



No nos damos cuenta, pero siempre juegan con las emociones en los anuncios para que consumamos sus productos.

Por no hablar de la publicidad dirigida a niños.


“Los menores reciben 7.500 impactos al año de mensajes que les dicen que coman un producto que no es saludable, asociados además a emociones positivas, a regalos y obsequios, y que además aseguran que son más sanos cuando es al contrario”.


"El 82% de la publicidad dirigida a los pequeños, contiene mensajes de ese tipo, frente al 33% de los anuncios dirigidos a adultos".



"Se ha calculado que hasta un tercio de los niños con sobrepeso y obesidad no lo serían si no estuvieran expuestos a la publicidad alimentaria".



“Desde la industria se asegura que los consumidores eligen libremente lo que comen. Pero la evidencia científica asegura que es justo lo contrario: los individuos están sujetos a la influencia de poderosos factores ambientales ajenos a su control, como la distribución en masa, la disponibilidad, los precios baratos y la publicidad intensiva”


(podéis ampliar información en este artículo)

O la publicidad dirigida a los padres, para atraerlos y que compren productos para sus niños. En este post os lo mencionada.

Por suerte, actualmente se está trabajando desde Consumo, para regular la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores, limitando y reduciendo la exposición del público infantil a la publicidad relacionada con alimentos y bebidas poco saludables.

Asimismo, regulará tanto televisión lineal como no lineal, contenidos radiofónicos, salas de cine y publicidad en internet, redes sociales, webs o app móviles, cuando los contenidos se dirijan a menores de 16 años. La normativa incluirá también limitaciones en la publicidad de medios impresos. (Podéis ampliar información aquí).


Esto es un paso más hacia la mejora. Aun queda mucho camino que recorrer, pero entre todos/as podemos.


Si quieres aportar tu granito de arena y ayudar a más personas a ser conscientes de por qué les pasa lo que les pasa, y así poder comenzar a hacer cambios, no dudes en compartir el post.


Muchas gracias! =)