© Copyright- Por favor no copies mi trabajo, realizar el blog conlleva horas de búsqueda de información, clasificación, filtro, redacción. Si eres un buen profesional, y respeta el trabajo de los demás, elaborarás tus propios post. Si los que yo escribo te gustan. No los copies, compartelos. GRACIAS

CONTEXTUALIZAR


¿Esto engorda?

¿Esto es malo?

¿Los hidratos de carbono engordan?

Seguro que alguna vez te has planteado/ escuchado estas preguntas. Pues bien, DEPENDE.

¿Y por qué digo depende? Muy sencillo, porque hay que CONTEXTUALIZAR.

Tendemos a tener una visión reduccionista de todo. Queremos achacar el hecho de engordar o tener dificultad para adelgazar a una única causa/motivo, y la realidad es muy distinta, intervienen millones de factores, y no podemos simplificarlo a uno solo.

(Ampliar mapa)

Me explico: en ocasiones, hay gente que come sanísimo, sin embargo no anda ni 30 minutos seguidos al día. Descuida la parte del ejercicio y ser activos.

O gente que si hace deporte, pero apenas descansa, o no cuida su grado de estrés, o simplemente, que piensa que por hacer ejercicio puede comer todo el dulce y ultraprocesados que quiera.

Entonces no podemos focalizarnos en un único factor, ya que si solo me centro en uno, no llevaré un estilo de vida saludable.

Aunque en la anterior foto veíamos que influyen miles de factores, lo ideal y para no agobiarnos es tratar al menos, de cuidar 3 pilares básicos: alimentación, ejercicio y descanso/estrés.

Volviendo entonces a las preguntas del principio:

-¿Esto engorda?

Pues dependerá del resto de la alimentación que lleves, así como del ejercicio que realices, y lo activo que seas. En el apartado de ¿los hidratos engordan? lo vas a ver de manera más detallada.

-¿Esto es malo?(Haciendo alusión normalmente a productos poco saludables: alcohol, dulces...).

Como digo siempre, que tomes un dulce/pizza, si el 85-90% de tu alimentación es saludable, no pasa nada. Eso no va a afectar en demasía ni a tu salud ni a tu composición corporal. En un hábito saludable no se come sano los 365 días del año, hay que dar un poco de flexibilidad, como ya hablamos en este post.

Ahora bien, a veces caemos en el por un día no pasa nada, y al final acabamos incluyendo día si y día también algo poco saludable. (Aquí te doy las claves para mejorar este punto)

Por otro lado, como digo siempre, alcohol cero, pero seamos realistas, vivimos en un país de cultura bebedora, y la gente sale y un gran porcentaje se toma o cerveza, o vino, o ahora con el calor un tinto de verano. Entonces, debemos saber que no es saludable, pero no quita que bueno, si por factor social lo tomas 1 día en semana, no importa. El problema es que se normaliza en tal grado, que se suele consumir diariamente o al menos 3 días en semana (viernes, sábado y domingo). Que sumado al 'hoy me apetece un helado/pizza/dulce, etc', caemos en ese 'por un día no pasa nada' que comentaba, y realmente está siendo media semana o más.

Por tanto, en respuesta a ¿esto es malo?, diría que te plantées con qué frecuencia tomas eso u otro producto no saludable. Al final se trata del CONJUNTO DE TUS ELECCIONES.

-¿Los hidratos de carbono engordan?

Como ya adelanté en este post , los hidratos de carbono por si solos no engordan. Son un nutriente necesario para nuestro cuerpo, al igual que las proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Volvemos al tema de esa visión reduccionista. Hay que CONTEXTUALIZAR. Los hidratos de carbono de un plato de pasta no reaccionan de igual manera en una persona sedentaria, que en una que practique deporte, incluso si ese día no va a entrenar.

No voy a entrar en detalles fisiológicos, pero a modo muy resumido, podríamos decir que una persona que entrena va a utilizar esos hidratos para reponer sus depósitos de glucógeno muscular, y utilizarlos así como sustrato energético en el entrenamiento, mientras que una persona sedentaria, que tenga cubiertas sus necesidades energéticas, o sin querer esté incluso en superávit energético debido a su poca actividad, utilizará esos hidratos de carbono para almacenarlos en forma de grasa.

Si añadimos a la ecuación que la persona tenga obesidad, la cosa se complica aún más, pero hoy no vamos a entrar en tantos detalles para no liarnos.

A su vez, dependerá del tipo de ejercicio que realiza la persona, de lo activa que sea, de la frecuencia e intensidad de entrenamiento... Por eso, cuando escucho a gente decir: "Pero Michael Phelps comía una pizza familiar en las olimpiadas" o hablar del desayuno de Federer, me llevo las manos a la cabeza.

Nos fijamos en lo que nos interesa. Vamos a ver, esa gente son deportistas de élite con un desgaste energético enorme, por lo que aunque bases su alimentación en comida real, para cubrir sus necesidades hay que incluir ultraprocesados. Pero creeme, esos ultraprocesados no reaccionan en su cuerpo como en el tuyo.

Además, deporte de élite no es salud. Es buscar el rendimiento máximo. Obviamente se intenta hacer todo lo más saludable posible, pero llevar el cuerpo al extremo con entrenos tan intensos y prolongados, no es saludable.

Si quieres, cuando entrenes como Phelps ó Federer o Mireia Belmonte, hablamos de su alimentación. Pero mientras tanto, cíñete a hacer pequeños cambios en tu realidad: ser más activo/a, comer más saludable, descansar, entrenar mejor, reducir tu grado de estrés, busca tu momento de autocuidado, para dedicarlo a ti y a algo que te gusta, aspectos que están en tus manos y a tu alcance.

Como véis, no resulta todo tan sencillo. Somos un todo, e influyen muchos factores, por ello, trata de ver todo de manera más global, y no tan detallista.


Entradas Recientes

Ver todo