© Copyright- Por favor no copies mi trabajo, realizar el blog conlleva horas de búsqueda de información, clasificación, filtro, redacción. Si eres un buen profesional, y respeta el trabajo de los demás, elaborarás tus propios post. Si los que yo escribo te gustan. No los copies, compartelos. GRACIAS

El test de las golosinas


¡Buenos días!

Hoy quiero hablaros del test de las golosinas. Voy a usar este estudio para introducir una serie de artículos relacionados, en los que os hablaré un poco más de las emociones, la relación de las mismas con nuestras decisiones, comportamiento y por su puesto con la alimentación.

Quiero así abordar un poco el área de coaching nutricional, que aún no se ha estrenado en el blog.

Primero de todo, os dejo un video en el que se muestra la misma metodología que se llevo a cabo en “El gran test de las golosinas". Para ello se cogió a niños de cuatro años de edad, y se les dijo: aquí tienes una golosina, yo debo marcharme. Si quieres, puedes tomarte la golosina, pero si esperas, te daré dos cuando vuelva. ¿Adivináis qué pudo pasar?

Como habréis podido observar, el tener que resistir a tomar esa golosina, teníendola delante, suponía un gran desafío para los niños. Llevaban a cabo todo tipo de estrategias para evitar tomarse la golosina. Desde no mirarla, olerla, hablar consigo mismos, etc. Algunos fueron capaces de resistir la tentación, y finalmente obtuvieron su premio de dos golosinas. Otros en cambio, más impulsivos, se la comieron a los pocos segundos de que la investigadora abandonase la sala.

Y os estaréis preguntando, bueno, pero ¿qué más da?. Realmente tiene mucha relevancia, ya que el test permitía no solo reflejar su carácter, sino determinar la trayectoria que tendrían en su vida, pues doce o catorce años después, se rastreó a estos chicos de nuevo, y se observó que había una diferencia emocional y social entre los que sí que resistieron la tentación de comerse la golosina y los que no.

Así, explica, que los que habían sido capaces de reprimir sus impulsos, resistir a la gratificación inmediata, en busca de una recompensa mayor después, eran socialmente más competentes, tenían mayor eficacia personal, eran más emprendedores, y más capaces de afrontar las frustraciones de la vida. No huían de los riesgos, sino que los enfrentaban, no se bloqueaban cuando trabajaban bajo presión, confiaban más en sí mismos, y sus compañeros en ellos, y se involucraban en todo tipo de proyectos. Además seguían siendo capaces de posponer la gratificación, y dar prioridad a la búsqueda de sus objetivos.

Sin embargo, los chicos más impulsivos, que cuando tenían cuatro años de edad no pudieron resistir la tentación y se comieron la golosina, eran más temerosos en las relaciones sociales, más testarudos, indecisos, se frustraban más y esto les afectaba más a su vida. Se bloqueaban ante la presión, tenían peor autoestima, eran celosos, resentidos, envidiosos, y más irascibles, viéndose envueltos en todo tipo de discusiones y peleas. Además, seguían sin poder posponer la gratificación.

Se demuestra así, la gran importancia que tienen las emociones en nuestra vida, en nuestra toma de decisiones, de reaccionar, de afrontar la vida.

Puede que aún no le veáis la relación con la alimentación, pero creedme que la tiene. En los siguientes post iréis descubriéndolo. Recordad, sed pacientes, no queráis todo de manera inmediata =P.

Bibliografía:

-"Inteligencia Emocional" Daniel Goleman

-https://vimeo.com/5239013


Entradas Recientes

Ver todo