© Copyright- Por favor no copies mi trabajo, realizar el blog conlleva horas de búsqueda de información, clasificación, filtro, redacción. Si eres un buen profesional, y respeta el trabajo de los demás, elaborarás tus propios post. Si los que yo escribo te gustan. No los copies, compartelos. GRACIAS

Listeriosis y otros riesgos en el embarazo


Durante las últimas semanas, ha habido mucho revuelo debido a la noticia del brote de listeriosis por una carne mechada contaminada.

Y no es para menos, ya que el número de afectados ascendía ayer a 80, entre los cuales dos mujeres sufrieron aborto, y una anciana de 90 años perdía la vida.

Además no se trata de un hecho aislado, ya que durante el verano ha habido más incidentes relacionados con el consumo de alimentos contaminados por microorganismos o sus toxinas.

Es por ello que hoy vamos a abordar el tema de la listeriosis así como la importancia de la seguridad alimentaria, para evitar esta y otras toxiinfecciones alimentarias.

Nos centraremos también en uno de los grupos de población más vulnerables o de mayor riesgo como es el caso de las embarazadas, pero debemos tener en cuenta que niños, personas inmunodeprimidas, y personas mayores también son un grupo de población más sensible, y en el cual se deben extremar las medidas.

¿Qué es la seguridad alimentaria?

"La seguridad alimentaria es un derecho recogido en la Constitución: derecho a la protección de la salud. Dentro de una alimentación saludable incluiríamos lo que se conoce como alimentos nutritivos, y sanitariamente seguros. Es decir, que garanticen que los alimentos ingeridos no contienen microorganismos dañinos para el ser humano, o toxinas de los mismos".

Para ello existen numerosos controles en las empresas, como el APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico). Se trata del sistema preventivo de gestión de la inocuidad alimentaria, y se aplica a toda la cadena alimentaria, desde la producción primaria a la distribución minorista. Incluiría planes de higiene y manipulación de alimentos, control de temperaturas, etc. Bien es cierto que por desgracia a veces pueden producirse fallos, y desencadenar brotes de infecciones como es el caso actual de listeriosis.

No obstante, el consumidor también tiene parte de responsabilidad en esta seguridad alimentaria y no debe delegar todo a la industria.

  • Deberá informarse sobre los alimentos que adquiere y consume, así como exigir y reclamar su derecho a que sean sanos y seguros.

  • Debe evitar toxiinfecciones alimentarias debidas a errores en la manipulación, conservación y preparación de los alimentos en el ámbito familiar. (Hace poco también moría un chico por listeriosis por una mala práxis a nivel doméstico-> noticia)

Como consumidores, debemos saber también, que dentro de estas medidas de seguridad, hay ciertos alimentos a los que necesitamos añadir aditivos para evitar que se contaminen por esos microorganismos o sus toxinas. Un buen ejemplo sería los nitratos/nitritos en la productos cárnicos, para evitar que se contamine por toxina botulínica. Esta es una de las más potentes que se conocen y causa la muerte por parálisis respiratoria.

Por tanto, no debemos tener quimiofobia, sino aprender a diferenciar entre aditivos necesarios e innecesarios. (Podéis ampliar información al respecto aquí).

Y bueno, ya una vez comprendido bien qué es esto de la seguridad alimentaria, y visto para qué sirve y qué implica, vamos a centrarnos en la listeriosis, y las medidas de prevención que debemos adoptar para evitar toxiinfecciones.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una infección debida a la bacteria Listeria monocytogenes, y normalmente se contrae por el consumo de alimentos contaminados por la misma. Por ello se aconseja seguir una serie de medidas a la hora de cocinar y conservar los alimentos, especialmente en los grupos de población sensible.

Fuente: http://acsa.gencat.cat (infografía)

¿Qué medidas y precauciones debemos tener en cuenta durante el embarazo?

Como advertíamos se trata de un grupo de población de mayor riesgo, por lo que habrá que extremar las precauciones.

1) En cuanto a carnes y productos cárnicos: se deberá garantizar un buen cocinado, alcanzando los 75ºC en el centro del alimento. Debemos asegurarnos que no quede ninguna parte roja ni sangre visible. En el caso de los embutidos curados, y aunque es preferible evitarlos, si quieren consumirse, se recomienda congelarlos al menos 4 días antes de consumirlo, o cocinarlo bien asegurándonos que alcanza altas temperaturas.

Hay que evitar carnes de caza, y patés (los de hígado contienen demasiada vitamina A, lo cual puede ser en exceso perjudicial para el feto).

2) Pescado, marisco y derivados: evitaremos los pescados azules grandes, ya que su contenido en mercurio es mayor: pez espada, el tiburón, el mero, el atún rojo y el lucio. No por ello hay que dejar de tomar pescado azul.

Importante, no consumir sushi, ahumados u otro tipo de pescados crudo o poco cocinado (ej: boquerones en vinagre).

Para poder tomarlo con seguridad, es aconsejable un buen cocinado y además, una congelación previa al menos 5 días. Ya no solo por riesgo de listeria, sino también de Anisakis.

3) Leche y derivados lácteos: debemos evitar la leche cruda y los quesos hechos con leche sin pasteurizar, como Brie, Feta, Camembert y todos aquellos que tienen moho (quesos azules). La Agencia Española de Consumo Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) recomienda además no utilizar quesos rallados o loncheados industriales y quitar la corteza siempre a todos los quesos.

(Este verano moría una mujer en Francia por consumo de queso no pasteurizado-> noticia)

4) Huevo: evitar huevos crudos ó poco cocinados, ya que pueden contener salmonella, un parásito que puede poner en riesgo la salud de la madre y del bebé. Se recomienda evitar todas aquellas preparaciones que incluyan huevos crudos o poco cocinados, como pueden ser las tortillas poco cuajadas, el huevo pasado por agua, un huevo a la plancha poco hecho, una mayonesa casera, los postres hechos con huevo crudo, etc. En la calle lo ideal será no pedir elaboraciones con huevo, para evitar riesgos.

5) Verduras y frutas: si se van a consumir crudas, se aconseja escalfar en agua con unas gotitas de lejia alimentaria, ya que podrían estar contaminadas por algún microorganismo.

En la (infografía) de la Generalitat Catalana podéis ver un resumen de estos puntos.

Como podemos observar, la listeriosis no es la única infección que podemos contraer, sino que también encontramos anisaki, salmonella, y en mujeres embarazadas hay que tener en cuenta la toxoplasmosis (de ahí el no consumir embutidos curados).

Otras medidas y puntos a tener en cuenta en el embarazo

Llevar una buena higiene y praxis a la hora de manipular los alimentos en casa, así como garantizar la buena conservación. Cuidar que los alimentos refrigerados están a la temperatura adecuada, y que a la hora de cocinarlos alcancen los 75ºC en el centro del alimento.

Fuente: http://acsa.gencat.cat (infografia)

Será recomendable además cuidar el consumo de cafeína (en tés, café, chocolate, refrescos...), no excederse en su consumo debido a sus propiedades estimulantes, que pueden no ser beneficiosas para el bebe.

Y debemos evitar suplementos de hierbas así como multivitamínicos, si no han sido prescritos por el médico. Las vitaminas y minerales son nutrientes necesarios para el cuerpo, pero el exceso de algunos de ellos puede ser perjudicial para el bebé.

Como podéis observar, es importante estar bien informado. Si necesitas ayuda para cuidar tu alimentación durante el embarazo, puedes contactarme.


Entradas Recientes

Ver todo